ARQUITECTURA SALUDABLE

Arquitectura y salud

Pasamos aproximadamente el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados, y estos influyen directamente en nuestra salud. Este es el principal motivo por el cual es necesario analizar la importancia del bienestar y la salud dentro del diseño, construcción y gestión de la edificación.

La Arquitectura Saludable se basa en generar espacios que ayuden a preservar la salud y bienestar de las personas enfocándose tanto en la parte física como en la psicológica.

Es posible mejorar la salud de las personas a través de la arquitectura del espacio.

Algunos de los beneficios son los siguientes: mejora de la concentración, rendimiento, reducción del absentismo laboral, entre otros. Es necesario contar con un enfoque de arquitectura saludable dentro del ámbito arquitectónico y constructivo.

Passivhaus

El Passivhaus, o casa pasiva, es un estándar de construcción nacido en Alemania en 1991 que se ha ido extendiendo por el resto del mundo. Combina un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo y un precio asequible, gracias al máximo cuidado de la envolvente del edificio y a un sistema de ventilación controlada.

Passivhaus (casa pasiva) nació en Alemania en 1991. Es un estándar que hoy en día está ampliamente difundido por el mundo. Crea una combinación de elevado confort interno con un consumo bajo de energía a un precio asequible. Esto sólo es posible gracias al máximo cuidado de la envolvente del edificio y un sistema de ventilación controlada.

 

DISEÑADOS PARA AHORRAR

Un edificio Passivhaus consigue ahorrar un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. Es posible cubrir la energía necesaria con energías renovables, haciendo que la construcción cuente con un bajo coste energético para el planeta y el propietario.

Por otro lado, Passivhaus no es un obstáculo para poder utilizar un tipo de producto, material o estilo arquitectónico específico. Este estándar consiste en optimizar recursos existentes mediante técnicas pasivas. Algunos ejemplos son: la forma, la reducción de superficie en contacto con el exterior, la orientación, los protectores solares, entre otros.

 

EXCELENTE AISLAMIENTO TÉRMICO

Las paredes del exterior, la cubierta y la solera deben de contar con un buen aislamiento térmico de la envolvente.

Dependiendo del clima, es necesario optimizar el aislamiento térmico (espesor) en relación con el coste y la eficiencia energética.

 

VENTANAS Y PUERTAS DE ALTAS PRESTACIONES

Es necesario analizar exhaustivamente la ubicación en el proyecto y su correcta instalación en la obra.

Las ventanas cuentan con dos o tres vidrios con un gas inerte en el interior. La carpintería por utilizar debe tener baja transmitancia térmica. El vidrio elegido de bajo emisivo para reflejar el calor al interior de la vivienda en invierno y evitar que este entre durante el verano.

 

AUSENCIA DE PUENTES TÉRMICOS

La energía se transmite no solo mediante elementos generales (paredes o techos). También se transmite mediante las esquinas, ejes, juntas, entre otros. Existen ganancias o pérdidas no deseadas haciendo que la temperatura en esas zonas sea inferior al resto de la envolvente. Esto puede generar moho.

 

Es posible construir sin puentes térmicos si:

  1. No se corta la capa de aislamiento

  2. Usar un material con resistencia térmica mayor cuando se corta la capa de aislamiento

  3. Se cuida las juntas entre elementos constructivos

 

VENTILACIÓN MECÁNICA CON RECUPERACIÓN DE CALOR

Tanto los electrodomésticos como las personas generan calor que es aprovechado por el sistema de ventilación para precalentar el aire limpio que entra antes de expulsar el aire viciado.

La cantidad de necesaria de energía para acondicionar un espacio es tan pequeña que es posible cubrirla con una estufa pequeña sin necesidad de contar con un sistema convencional de radiadores o suelo radiante, generando un gran ahorro económico.

Una edificación Passivhaus con caudal de aire fresco de 1/3 del volumen de los espacios aproximadamente, se puede aportar unos 10W/m de calor, y 7W/m2 de frío en el edificio, fijando un límite en la demanda de calefacción y refrigeración de 15 kWh/(m2a).

 

ESTANQUIDAD AL AIRE

Una corriente de aire se puede dar a través de ventanas, huecos o grietas que provocan incomodidad en el usuario. Incluso puede haber condensaciones internas, sobre todo en los periodos más fríos del año.

La envolvente de los edificios Passivhaus logran una eficiencia elevada del sistema de ventilación mecánica. Esto es posible cuidando al máximo la ejecución de las juntas en la construcción.

Es necesario contar con una prueba de presión que mida la hermeticidad del edificio. Esta prueba se basa en crear una diferencia de presión entre el exterior y el interior mediante un ventilador ubicado en la puerta principal. El resultado debe de ser inferior a 0.6 renovaciones de aire por hora.

Passivhauss es similar a los edificios de energía casi nulo de la Directiva Europea 2010/31/UE, aunque es más exigente.

Sostenibilidad

La Economía Circular se basa en el ciclo de vida de los materiales y las soluciones, la huella de carbono y su impacto en su fabricación y puesta en obra. Esta se aplica a un proceso constructivo.

Los materiales de construcción generan un gran impacto en los edificios y suponen un alto porcentaje de la energía que se consume durante la vida útil del edificio. Por otro lado, en Europa, los residuos de construcción son un 34% del total de residuos generados en un año. Es por esto, que, si reutilizamos materiales, se vea reducido el impacto y los residuos. Este es un concepto de la Economía Circular (Cradle to Cradle).

Algunos de los requisitos son los mismos que se exigen para la certificación LEED y BREEAM. Estos se basan en aspectos como el uso del agua, energía y atmosfera, el uso de materiales, recursos y la calidad del espacio interior.

  • Facebook - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle
  • Google+ - Grey Circle
LOGO_CIS.png